Y 9….

¿Y qué voy a hacer el año que viene si este blog se llama Diario de una Treintañera Desubicada?

veronica-cartwright-invasion-of-the-body-snatchers

Ayer cumplí años, y fue el último de esta década regida por el 3. Estoy pensando desde ahora si tendré que cambiar el nombre de la bitácora, aunque realmente solo tendría que variar el adjetivo-sustantivo, porque la desubicación sigue… Tendría que averiguar entonces si la url puede variarse sin alterar por ello el historial o los resultados del blog, o dejarlo intacto y simplemente en el nombre que aparece en la cabecera agregarle el prefijo ex.

Aunque más que el blog, me preocupa el 0, ese 0. Y soy consciente de que estoy diciendo una tontería, porque un año más o un año menos no determina nada, pero ese 0 a la derecha impone. Si si, da igual lo que me digan, impone. No es lo mismo que «y 9» o «y 1». Con 38 o 39 estás a punto pero no has llegado, con 41 ya pasaste el momento heavy, pero el 0….

Y es que hasta ahora no me había planteado que para estas fechas, dentro de 365 días tendré 40, y yo nunca había pensado, imaginado, planificado alguna cosa siquiera de esta etapa de la vida. Cuando cumplí 30 sí que había divagado imaginándome que a partir de ese momento mi cuenta bancaria se llenaría, me recorrería medio mundo de aventurera y sería más famosa que Steve Jobs por mi trabajo (bueno, creo que me equivoqué un poco en el cálculo y exageré un poquito). Con los 40 me pongo a pensar en todo lo que no he hecho y me entra la angustia. Supongo que será la famosa Crisis.

los-40

Aunque otra parte de mí me dice que si nunca me lo había imaginado mucho mejor porque entonces a partir de ahora esto es un lienzo en blanco, sin tanto plan, pretensión ni presión; lo puedo dibujar, escribir o simplemente manchar como yo quiera, a mi gusto.

Podrías ser un buen planteamiento, volver a la curiosidad y a la exploración….

Bebe-mofletes