Y el fuego sigue ardiendo….

…Nunca se sabe de dónde te llegarán los momentos agradables. Hace unos días me tocó unos inesperado, y menos mal que se tomó la molestia de avisarme mediante mensaje porque voy leyendo los post de los blogs que sigo con retraso y no me entero mucho.

Hay un premio circulando por esta vecindad global y ¡yo fui una de las premiadas! y lo mejor: ¡a mí me lo concedió una de mis blogueras favoritas! Como para no alegrarme, me lo dio Byp, Bypils, una chica cuyo blog es un chorro de agua fresca leerlo, con una redacción superamena y con una imaginación que supongo yo que  fue la típica hija única que se inventa historias para jugar y ahora de adulta esas historias las transcribe en papel, porque si no no me explico tanta capacidad para alegrarnos con sus relatos.

Bueno, que sueno pelota pero no lo es, léanla.

Me toca entonces pasar el premio, Byp dice en su post que se debe hacer a cinco blogs, pero yo he decidido que serán cuatro los premiados por mí. De todas maneras se lo daría también a mi premiadora en cuestión, a Alan, a Mens, a Mer y a Cruz, pero ellos ya tienen sus distinciones… así no se ponen pretenciosos 😉

Bubbles & Cheese: esta es una argentina reboluda (con cariño) que tiene una espectacular forma de reírse de sí misma haciendo de su vida relatos que son monólogos. Te ríes mucho con sus historias aunque no le entiendas un cuarto de lo que dice por su jerga porteña, da igual: la tía tiene el talento de contar bien y divertirte.

Trapitos al sol: Y sigo en el Cono Sur, argentina también, María Mirta Lepetisa es un personaje de una señora de servicio (limpiadora, chacha, cachifa, como se entienda según el país) que cuenta su vida en las casas en las que limpia. Estuvo un tiempo desaparecida pero acaba de volver, solo que no la he leído porque voy con retraso. Como dicen ellos, te repartes de la risa che.

Zambullida: La conocí hace poco, creo que a través de Mer o Byp. Es impresionante la capacidad que tiene para describir con poesía todo lo que siente y lo que ve. Hasta los sentimientos más tristes suenan bonitos escritos por ella. Castellana y poetisa.

Más que vivir: La dulce Eli. Mis comienzos con ella fueron medio accidentados gracias a mi proverbial impertinencia… pero es una chica tan dulce que es fácil fluir con ella. Escribe sobre la vida y sus facetas, y admiro su vocación de servicio para con los demás, sus ganas siempre de empatizar y sacar lo mejor de la gente, una boricua encantadora.

Ya está. También tengo que escribir 5 cosas sobre mí pero esta parte nunca me ha gustado, así que solo puedo decir que soy treintañera, me siento desubicada la mayoría de las veces y por eso me la paso buscando y aprendiendo y buscando y aprendiendo…

Que el fuego siga ardiendo…