El post del 21

Las fiestas transcurren y a mí no me queda mucho tiempo para dedicarme a lo que más me gusta que es escribir, de ahí que no aparezca por estos lares con la frecuencia que quisiera. Este diciembre he redescubierto las manualidades, más por necesidad económica que por otra cosa (el “hazlo tú mismo” sale más barato), aunque paulatinamente he apreciado su valor: algo hecho a mano me resulta más bonito porque es más personal, le he puesto mi propia energía, tiene un valor adicional del que carece lo comprado. De paso me relaja hacer cosillas, así que me he puesto manos a la obra y he conseguido bonitos resultados.

Por la misma razón (el lío con el tiempo) quería escribir un post el 21 de diciembre y no pude. En casa hemos adoptado como costumbre celebrar el Espíritu de la Navidad, y con el ajetreo de los almuerzos y cenas en el restaurante cada año lo vamos retrasando. Este no pudimos hacer nuestro ritual hasta el día 24 por la mañana, y lo simplificamos aún más. Pero no importa, lo que vale es la intención.

carmelourso

Sobre esta celebración ya escribí aquí hace dos años (¡dos años! llevo dos años como bloguera :D). Yo traigo la costumbre de Venezuela, que por aquello de nuestro mestizaje igual vamos a misa dominical que nos hacemos un trabajo para espantar el mal de ojo o en diciembre nos reunimos el 21 para celebrar el Espíritu de la Navidad y luego nos vamos a misa de gallo… pero hace unos añitos estuve escribiendo en un portal artículos periodísticos e hice uno sobre el tema, y resulta que tiene un origen pagano muy interesante relacionado con la Navidad (aquí está por si quieren leerlo).

El caso es que mi chico y yo llevamos unos años haciendo el ritual, no tanto por la creencia mística como por el ejercicio psicológico que supone: lo principal es anotar en una hoja las cosas que queremos conseguir durante el año siguiente, y pasado el periodo se coge ese papel, se ve las que se han cumplido de esas peticiones y enseguida se quema para hacer una nueva lista de deseos para el nuevo año. Sería más o menos lo mismo que escribir en Nochevieja los típicos propósitos de año nuevo, y cada 31 de diciembre mirar cuáles deseos se han llegado a cristalizar… La satisfacción de ver cumplidos los objetivos escritos es bastante gratificante, aparte de motivarte para llevarlos a cabo (por aquello de que quieres poder tacharlos en tu papel el siguiente año) y en mi caso, los que no se han cumplido me sirven para reflexionar.

Particularmente este año me alegré un montón cuando vi en mi anterior lista de deseos que había escrito que quería ir a Nueva York. Ni siquiera lo recordaba, en el momento de hacer el ritual ya tenía unas ganas inmensas de ir, pero no tenía previsto el viaje, fue unas semanas después que alguien me dijo que había una oferta en Iberia, miré la web y aproveché con un dinero que tenía ahorrado. Ese viaje  fue uno de los momentos más felices de este año. También había otros deseos cumplidos, otros que tienen que ver más con trabajo personal, esos son los que más me gustan.

Una vez terminado el proceso, el papel queda guardado en una cajita. Mi chico lo dobla y lo guarda, yo le puse un cinta amarilla rematada en lazo…

SAMSUNG

Y luego lo coloqué en una caja que me regaló una amiga…

SAMSUNG

Y allí quedará hasta diciembre del 2014. A propósito de mis manualidades, dos de las que hice este año son sendos árboles navideños, uno destinado al restaurante elaborado con corchos…

2013-12-05 23.22.01_edit0

Cosilla #1

Y el otro está en una de las paredes de casa, con ramas gruesas unidas y decoradas…

SAMSUNG

Cosilla #2

¡Que tengáis un maravilloso Fin de Año!

Google

Anuncios

13 comentarios en “El post del 21

  1. Fantástico, TD.
    El rito me parece genial. Mira que lo voy a hacer esta Nochevieja. Voy, ya , a por una caja. ; – )
    Y tus DIY : de premio!!!!!
    Besazo , ánimo con el trabajo duro de estos días y que en el 2014, puedas “tachar” uno a uno, los objetivos de tu lista ( y que yo lo lea ; – )

  2. Hola amiga, creo que la desubicada ahora soy yo, ¡jajaja! Es gratificante cuando uno mira su lista de deseos y ve que ha ido caminando en la dirección correcta. Te deseo lindas bendiciones en el 2014. Ahhh y ya estoy de vuelta con Más que vivir, inicio una nueva temporada luego de mi pausa. Un abrazo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s