Mi hermanito, el artista

Cuando éramos niños lo mismo que jugábamos nos caíamos a golpes. Luego venía mami y nos pegaba a los dos para que dejáramos los manotazos y los jalones de pelo. Yo lo detestaba. Era literalmente la reina de la casa por ser la única niña de cuatro hermanos, y él, él me hacía competencia al ser el menor, por lo que me veía obligada a compartir mi trono de malcriada, y eso no lo soportaba.

Por eso me aprovechaba de mi edad y muchas veces lo cogía por los pelos y lo zarandeaba a cuenta de nada, solo por sentirme poderosa frente a él. Después dicen que los niños no tienen maldad….

Hasta que un día se me enfrentó y resulta que ya era más alto que yo. Se me acabó el despotismo.

Luego cada uno entró en la difícil fase de la adolescencia, con todo lo que ella conlleva… pero en la medida en que nos fuimos aproximando a la veintena, de ser rivales viscerales de juegos pasamos a compartir cosas en común y a tratarnos con cariño. Cuando me fui a estudiar a la universidad iba a visitarme, en parte también  porque estaba en plena revolución hormonal y quería ver a mis amigas -todas guapísimas por cierto-, pero ellas lo trataban con afecto fraternal porque yo ya hablaba de mi “hermanito”. Él se molestaba y me decía que ya era grande… Luego lo pasé fatal cuando tuvo aquel accidente…

Así entramos en la adultez con todo lo que implica: trabajo, traslados, pareja, separaciones, migraciones, etc. Y Madrid.

Ahora, yo me quedé con el cabello y él con la estatura -me saca como dos cabezas-, y los dos somos “treintones” aunque seguimos llamándonos hermanitos. Y es artista. Ha ido buscando su sitio y se está dedicando a la tipografía, y esa es la razón de toda esta retahíla familiar y un poco cursi.

Desarrolla un precioso trabajo hecho con pasión que se puede ver en su página, joluvian. Y actualmente está exponiendo un cartel suyo en una muestra de tipografía madrileña en el Matadero de Madrid.

Yo, lo quiero igual haga lo que haga, pero estaba hinchada de orgullo ayer cuando fui a ver la muestra. Por eso lo cuento, para que la visiten si están por aquí…

Anuncios

24 comentarios en “Mi hermanito, el artista

  1. Es que pocas cosas superan el amor de hermana, son como madres, en pequeñas 😀

    Seguramente para él seas una especie de semidiosa, al menos mi hermana lo es para mi.

    Siéntete orgullosa de él y de su trabajo, trabajo que siento no poder apreciar en condiciones porque uno no está llamado para el arte, en fin, besos.

  2. Me ha hecho recordar mi niñez. Mi hermano y yo nos dábamos de golpes todo el día. Luego como dices tú, cuando crecimos ya nos pudimos tratar como adultos jajajajaj.
    ¡Precioso trabajo! Y normal que la hermana esté orgullosa.
    Besazo

  3. Fui participe de esa adolescencia, tuvieron todo lo necesario para crecer y formarce como adultos cabales e independientes. Vuestros progenitores deben estar muy orgullosos de vuestros logros como seres humanos y profesionales los dos. Solo les digo que los quiero de corazon y estoy orgullosa al igual que vuestros padres de ser un poco parte de ustedes. FELICITACIONES !

  4. Q lindo post de tu hermano, no tengo la dicha de conocerte pero a el si lo conozco y es una super persona y ahora se esta convirtiendo en tremendo artista, orgullo venezolano… Para todos los q lo conocemos desde niños no es ninguna sorpresa porq ya sabíamos q tenia todo ese talento q en algún momento iba a poder explotar… Exitos a los dos y signases queriendo demasiado… Me sentí muy identificada con mi relación con mi hermanito.

    P.D: Entren a la pagina, esta genial…

  5. los primeros párrafos se parecen a mi historia con mi hermano, el pobre si sufrió mis malos tratos cuando chico…pero la gracia se me acabo en la adolescencia, yo me quede enana y el me duplicó la altura, ni modos, ya no puedo pegarle jeje

  6. Mi hermana y yo aun nos encontramos en esa época de amor odio que en tu caso fue un poco antes de tu entrada en la universidad. Me he sentido muy identificada con tu post, y además, tu hermano tiene una página web estupenda 🙂
    Un abrazo

  7. Preciosa entrada sobre tu hermano pequeño.

    La verdad es que las relaciones con los hermanos son curiosas, ¿verdad? En el Corán se dice que “el amor de un hermano por su hermano es brillante como la luz de las estrellas y eterno como la palabra del Profeta”, que siempre me ha parecido muy bonito…

    Tres chavales en mi casa, así que te puedes imaginas las peleas que ello conllevó; ahora, tres incondicionales, cada uno de los otros dos.

    Un abrazo, y gracias por el recuerdo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s