Aunque no se lo pueda decir

La vi caminar por la playa. Hacía brisa ese día de verano, las olas iban y venían y arrastraban con ella su aroma a humedad y ese sonido acompasado que calma cualquier agitación, cualquier tormenta. Yo me había detenido un rato a mirar el mar con el marco del cielo, con esos tonos rosas y naranjas suaves formando dibujos indescriptibles en el lienzo azul claro a ratos, intenso otros,   tan característico de Barcelona. Me sentía cansado y aproveché para limpiar mis alas mientras me maravillaba con la vista. Y apareció ella.

Caminaba cabizbaja y con un dejo de nostalgia en la mirada, arrastraba los pies y parecía que su cuerpo pesara bastante, aunque fuese de contextura menuda. “Está triste de nuevo” pensé. Y me puse a observarla.

Hace casi 10 años había decidido buscar nuevos rumbos, se despidió de su familia con un hasta pronto, aunque la circunstancias hicieron que pasara tres años sin volver. Quiso crecer, vivir nuevas experiencias en otros lugares, con otra gente y se sentía bien con aquello.  Pero el día que volvió a ver a los suyos no pudo evitar sorprenderse con tristeza, tres años es tiempo para que los padres envejezcan un poco, los sobrinos se conviertan en casi adultos y la vida cambie… aunque no tanto como ella viviendo fuera. “No me puedo quejar, pensó mientras se sentaba a mirar al mar, fue mi elección, pero al ganar a veces también se pierde algo”.

De la misma manera ahora hace un año había decidido de nuevo buscar otros rumbos y mudarse de ciudad, dejando atrás otros afectos tan importantes como los primeros… Respiró profundo, lo más profundo que pudo varias veces para serenarse, “y ahora vuelvo a tener la misma sensación, la de perderme los momentos importantes de la gente que quiero, que en realidad son los cotidianos, porque estoy  lejos”.

Estaba sentada en la arena con las piernas encogidas y las rodeaba con sus brazos y recostaba el mentón sobre las rodillas. Me dio pena verla así, era una buscadora incansable, pero a menudo le fallaba la paciencia y la nostalgia la envolvía, yo siempre intentaba hacerle entender que se serenara porque si no, no aprendería nada y no disfrutaría su vida, y era para eso al fin y al cabo que buscaba y buscaba… pero también sabía que lo que había dejado hace casi 10 años y hace un año era lo más importante en su vida.

Por eso, en un momento que ya empezaba a anochecer, y ocultó el rostro entre sus piernas para llorar me acerqué por detrás, desplegué mis alas del todo y la abracé. Ella no me veía, claro, a nosotros no se nos ve, pero en mi abrazo le transmití todo el amor que tenía para darle en ese instante. Sé que lo sintió porque levantó el rostro, lo apoyó en las rodillas de nuevo y respiró hondo. Y sonrió. Y entonces una lágrima que había quedado rezagada empezó a bajar por su mejilla, y aunque no podemos hacer eso, no aguanté el impulso  y la sequé con el dorso de mi mano… y no sé qué pasó ni cómo lo sintió, pero en ese momento ella puso su mano en su mejilla, como asiendo mi mano, como si la estuviera tocando. Y allí sonrió del todo, plenamente.

Yo me sentí conmovido, feliz, lograba mi objetivo… Ustedes se preguntaran de qué va esto. Es que soy su Ángel de la Guarda, y llevo tantos años cuidándola que a veces no puedo evitar protegerla tanto que me perciba de forma real.  Realmente lo tenemos prohibido, pero también tenemos sentimientos, y queremos mucho a la persona que cuidamos. Aunque no se lo podamos decir.

(Inspirado en mi Pelu y dedicado a mi tío Jorge)

Safe Creative #1204291548701

Anuncios

20 comentarios en “Aunque no se lo pueda decir

    • Gracias Mer!!es que los días que tengo bajón prefiero aplicar un poquito de imaginación e inventarme relatos, siento que así le doy un poco la vuelta a la tortilla, además de resultarme catártico..
      Mi tío Jorge ya no está, murió hace unos años, por eso me acordé de él. Pelu es un apodo, tengo un sobrino-hermanito al que quiero con locura, lo llamo mi peluche, y al cortarlo queda mi pelu, Pelu. La verdad es que ya no debería llamarlo así, porque no sé en qué momento creció y ya es un bicharraco de 20 años y 1.80, pero sigue siendo mi niño. Él también escribe, y sus historias las narra un ángel, de él me inspiré
      Gracias por visitarme, abuela Poppins

  1. Tienes un ángel maravilloso y también la niña del relato tiene mucha fuerza y espíritu, hay pocas personas con tanto valor para afrontar cambios, con el afán de progresar y triunfar en otra tierra…
    Un saludo grande para ti y muy buenas letras…
    C.

  2. Precioso texto que leo la mañana de Sant Jordi.Un regalo, gracias TD.
    Dejame que te diga que el amor verdadero no conoce distancias, ni tiempos.Siempre está ahí…El buscador no lo tiene fácil:no renuncia al amor pero si a lo cotidiano pero, al final, si reflexionas , lo que tiene es el mayor tesoro.El verdadero.El afecto es tan profundo que ni siquiera la ausencia de roce, minimiza la magnitud del cariño.
    Y, lo último : los buscadores hacen que el mundo sea mejor.¿Te imaginas que no hubiera?…
    Un fuerte abrazo, TD. Y muchas sonrisas .Y cosquillas…: -)
    NB: y feliç Sant Jordi!

    • Qué bonito! No lo había pensado, “”El verdadero. El afecto es tan profundo que ni siquiera la ausencia de roce, minimiza la magnitud del cariño”. Cierto, me pasa con mucha gente, y es precioso. La tristeza hace muchas veces que se olviden principios básicos
      Si no hubiese buscadores el mundo sería totalmente plano…
      Parece que el ángel del relato también se manifestó usándote…. 🙂
      Espero que hayas tenido un precioso San Jordi, un abrazo!

  3. “al ganar…también se pierde algo” y qué cierto. Ya te das cuenta el paso del tiempo viviendo el día día al lado de la gente que quieres, cómo se nota el avance físico a ciertas edades..cuanto más, en la distancia y durante años… Me he identificado un poco con esta muchacha, porque soy muy vulnerable también en ese sentido. Me produce cierta nostalgia y tristeza estas cosas, al igual que mirar fotografías de hace unos años y ver que personas que salen en ellas ya no estan a mmi lado….

    Es precioso este texto…me ha hecho sentir eso que ella sentía. Y sabes? a veces noto a ese ángel que me abraza…
    Y hablando de abrazos…te mando el mio..grande grande 😉

    • Me gusta muchísimo que te haya emocionado el relato dado que a mí tú me has emocionado cuando he leído los tuyos (aunque es cierto que llevo tiempo sin visitarte 😦 ) Creo que es inevitable que seamos sensibles al paso del tiempo y a las distancias, es parte de la vida, lo importante es que nuestro ángel nos abrace muchas veces 🙂
      Un abrazote para ti!

  4. Yo perdí mi ángel de la guarda, hace más de diez años. Si supieras cuanto lo extraño. Lo he necesitado tantas veces ! Cuando miro ese cielo azul, ese fundirse en el horizonto, recuerdo sus ojos claros, y podrás creer, que me conformo . Pienso que está ahí, esperándome-
    Un abrazo.
    Hasta pronto.

  5. Debe ser difícil tener cariño por alguien y no poder manifestarlo nunca…pero bueno, al menos hubo un poco de comunicación. Y quizá fue suficiente.

    Es hermoso. Un abrazo 🙂

  6. Me encanta…y aunque es verdad que con cada victoria o paso adelante se pierde algo…tambien es verdad que las personas que realmente te quieren estaran esperando todo el tiempo que sea necesario hasta que alcances tus metas…la vida es muy larga y todavia quedan muchos momentos por disfrutar juntos

  7. Es bueno que cuando nos sentimos tristes lo expresemos, qué terapéuticos son nuestros posts a veces!!!! Y, ¡Menos mal! Sin duda los recuerdos y los deseos de sentirnos protegidos, son verdad.

    Un afectuoso abrazo (ya, algo tardío, lo sé y lo siento)

    Mens

  8. ¡Cuánto nos ayudan nuestros ángeles de la guarda y ni siquiera somos conscientes de ello! La impaciencia es mala compañera. Siempre hay que esperar, siempre. Si uno consigue todo a la primera, nunca alcanzará paciencia, hoy en día una virtud muy devaluada.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s