Perspectivas

… Y llega el día temido y no quiero que llegue. No quiero seguir en la dinámica diaria del trabajo, pero cuando se aproxima la tarde del viernes empiezo a temer por mis estados de ánimos.

Toca la hora de la salida y empieza a subirme un nudo que sale del estómago y llega hasta el pecho. “No quiero sentirme así” me digo, pero caigo de nuevo en el bucle de la autocompasión, ¿para qué describirla?

Decido entrar a un bar que me gusta y tomarme un vino, decido también ponerme a conversar con el camarero tan simpático que me atiende, y termino extrañada de lo conversadora que estoy.

Me llama él por teléfono y me dice “qué bien que te tomes un vino”, y yo, como me estoy autocompadeciendo le digo que no está tan bien si lo haces porque no te queda otra. Él como siempre me regaña por mi actitud y yo como siempre espero ese momento para reaccionar.

Si siempre he disfrutado de mi propia compañía, ¿qué ha pasado ahora?

No ha pasado mucho. Simplemente me siento sola y me he detenido en la sensación, y la sensación ha aprovechado para invadirme del todo. Click.

Qué carajo! Puedo decidir mis pensamientos. Voy a comprar sushi para llevar y cenar en casa, y visito antes esa taberna a la que siempre he querido ir, me pido un vino, y disfruto, ¿qué ha pasado con todo esto? me dan un queso maravilloso con la copa, el sitio es agradable y está lleno de gente, la atención es amable y hasta hay un chico tocando la guitarra por rumbas para dar ambiente.Me siento y me pongo a escribir estas líneas. La copa me sale exageradamente cara pero ha valido la pena el pequeño gusto.

Las cosas no son tan malas como yo creía.

Safe Creative #1204291548725

Anuncios

29 comentarios en “Perspectivas

      • Quizás conozca demasiado a esos tiempos de soledad, hasta hace un tiempo cuando trabajaba en el petroleo viajaba por muchos piases, inclusive en la patagonia donde las distancias son muy grandes me movilizaba de un lado a otro, siempre solo…
        La soledad a veces se convierte en una mochila pesada¡ Quizás imaginándote a ti “amiga” en soledad, me despierta cierta sensación que alguna vez experimenté…

      • Siento haberte traído recuerdos de sensaciones no tan satisfactorias, aunque la soledad es parte de nosotros, y cierto que aveces se hace una carga pesada. Somos animales sociales, creo que lo lógico es encontrar el equilibrio entre el bienestar de estar acompañado por uno mismo en ocasiones y otras por los demás. Pero a veces es difícil lidiar con ella…

  1. Nada mejor que reconciliarse con la propia compañía y, encima, poder escribirlo así de bien.

    Hoy, en “La contra” de La Vanguardia,Angel Escribano (que ha creado una fórmula para manejar el destino )habla de un “ejercicio” :
    (…)
    “¿De qué se trata?

    Imaginarte con 80 años y ver tu vida en perspectiva. Verás que la vida es muy corta y que has perdido un montón de oportunidades. ¡¿Qué esperas?! ”

    http://www.lavanguardia.com/lacontra/20120305/54263651925/angel-escribano-respondemos-a-lo-que-va-surgiendo-como-los-perros.html

    Que no se diga ! y que celebres esos vinos! Cada uno de ellos.
    Y me alegra porque…ya lo haces ( aunque cueste ; – ) ).
    Besos, TD.

      • Byp, tu como siempre tan especial, me ENCANTÓ la entrevista, de hecho, se la pasé a varias personas para que la leyeran. Aunque son cosas que ya antes he leído en boca de otras personas, es genial que de vez en cuando alguien te las recuerde… yo ahroa estoy en proceso de toma de decisiones, y la frase de este hombre, “decide, equivócate, comete errores, sin miedo, todos vamos a morir (no es textual, pero más o menos)” aunque es extrema, no deja de quitarle hierro a tantas cosas, no deja de aligerar la carga. Genial. Gracias 🙂

  2. Es genial 🙂 Esa aceptación final, esa lucha interior. Espero que estés bien contigo misma, todo lo demás se da por añadidura. Y parece que, con sus más y sus menos, es el caso.

    Besos, enhorabuena por la entrada 🙂

    • Muchas gracias Explo! es irónico como de momentos difíciles pueden salir tan buenas experiencias luego, ya sé que la vida es así, pero no deja de parecerme paradójico…
      Ahora estoy un poco mejor conmigo misma, pero estoy en etapa de decisiones, cosas que pasan…
      Sabes que ya sé por qué no te puedo dejar comentarios????? no es Blogspot (aunque te confieso que es un poco fastidioso su sistema para dejar notas) es mi ordenador!!! no sé por qué no puedo gestionar mi correo de hotmail ni dejar comentarios en blogspot desde aquí, ni idea, lo comprobé hoy en el ordenador del trabajo, lo que pasa es que tengo que leerte aquí en la casa y luego dejarte el comentario allí porque si no me pillan 🙂
      Besos!!

      • No te preocupes, si lo lees y te gusta, ya me siento suficientemente recompensado…aunque si la gente deja comentarios, mejor ;PP Y sí, es un coñazo.

        Besos!!

  3. De vez en cuando bueno sentirse sola porque es la única forma que tiene nuestro ser de reclamar atención. Seguro que después del vino y el paseo, sientes menos soledad porque no lo estás y lo sabes. Estás contigo. Maravillosa. Única.

    Si sigues así, tendrás que compartir un vinito conmigo en la ciudad condal. 😉

  4. Cuando te tomaste la copa bien cara, fue cuando te aceptaste como tu propia compañía, y ahí dejaste de estar sola…
    Es tan cierto… Me ha pasado cuando vivía sola… Momentos en los que te sientes desubicada.. :), y por desubicada me refiero a cuando no sentimos encajar en lado alguno, y nos sentimos un poco a los tumbos por el vacío interior.
    Son etapas, creo yo…, pero lo copado es volver a reencontrarse…, y el vino y el papel, son buenos amigos :)… Aunque yo prefiero las burbujas 😉

  5. Todos nos sentimos solos, porque estamos solos. Aunque andemos rodeados de gente, siempre habrá algo en nosotros que nos recuerde la soledad de la condición humana. Mientras uno esté a gusto consigo mismo, la soledad puede llegar a ser placentera y te lo dice un “animal social”; cuando, en cambio, uno está a disgusto, necesita rodearse de gente para no enfrentarse a sí mismo, a sus miedos, a sus frustraciones, a quien es en realidad. Todo lo que escribo es por propia experiencia.

    Lo del sushi suena fantástico. A ver si puedo, más adelante, acercarme a BCN y me llevas algún sitio donde pongan sushi.

    Las cosas son como tienen que ser, aunque no siempre seamos capaces de verlo.

    Disfruta del finde.

    • Gracias Zambu!! Espero que tu también los estés disfrutando… aquí hay sitios muy ricos de sushi, aunque yo espero pronto volver a Madrid, todavía no lo sé, allí también te puedo llevar a algunos 😉
      Lo importante es aprender no a estar sola, sino a estar “con una misma”, parece una tontería, pero el cambio de terminología para mí supone una gran diferencia… besos!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s