Pensamientos oníricos

¿Cuántas ilusiones puede representar un cerdo?

Pues muchas, Los chanchos que engordan durante un tiempo para la matanza pueden representar la ilusión de toda una familia o comarca. Los que engordan para venderlos producen las mismas expectativas. ¿Y los 3 cerditos del cuento? representan la inocencia y las fábulas de la infancia.

El chochinito de mis ilusiones es de cerámica, tiene muchos colores, en plan flower power como me gusta. Lo compré en una tienda de chinos y es una alcancía (una hucha en España). Con ella pretendo ahorrar para viajar el año que viene, quiero ir a Venezuela y a Nueva York. La miro con ternura porque me gustan mucho sus colorines y también por lo que representa. Mi viaje. Además de la capacidad de ahorrar dinero después de muchos problemas económicos. Pero mi viaje ante todo.

No me va a costear el periplo entero obviamente, pero su presencia física en mi habitación es la representación tangible de mis ilusiones a mediano plazo. De allí que me pregunte qué tanto influye su existencia. Porque está claro que estimula. Los místicos dicen que este tipo de objetos icónicos atrae buena energía para conseguir lo que se busca, de la misma manera que dibujar o escribir en un papel los pasos a dar para lograr un objetivo; verbalizar y hacer tangible algo que es un proyecto te mueve a buscar vías para lograrlo…  no sé si es cierto para todo en la vida, pero está claro que un cerdito es agradable tanto  si es alcancía como en un plato con forma de jamón ibérico.

Anuncios

21 comentarios en “Pensamientos oníricos

  1. En casa tenemos cuatro cerditos ( y no me refiero a mis hijos y mi marido, aunque podría…) cada uno de nuestros hijos tiene uno y nosotros tenemos uno de papel pintado que nos cedió uno de los niños, que pintamos juntos, cuando los reyes majos les trajeron un cerdito más grande, con más capacidad…

    Creo que sí es un estímulo, muy válido además porque cuando le ves, tu proyecto cobra vida y renueva la ilusión.

    Ojalá se materialice tu deseo y que nos lo cuentes!! 😉

  2. Ahora no tengo ningún cerdito, pero lo he tenido y me daba mucha pena romperlo para sacar los ahorros, porque no se podía hacer de otra manera. A veces, utilizaba un cuchillo. Lo metía por la ranura e iban saliendo las monedas, pero si había billetes, era imposible. Solución: cargarte el cerdito ¡pobrecillo!
    Me encantaría que pudieras viajar a las dos sitios.
    Un fuerte abrazo

    • Vaya trabajo Mer! sacar las monedas por la ranura?? uff
      Pues este cerdito mío tiene trampa, porque tiene un orificio debajo con un taponcito para sacar las monedas. Lo que he hecho para no sacar dinero es no pensar que existe esa posibilidad porque si no , no tiene sentido… me daría mucha pena romperlo, me parece tan alegre
      Yo también espero ir a los dos sitios, con los dos me mueven los afectos: en Venezuela está mi familia y amigos, y en NY está una muy muy querida amiga que llevo más de 10 años sin ver en persona
      Un besote

  3. Sabes es un post muy bueno. Pues me hace pensar en la diferencia que hay entre un mundo y el otro, por estos lados la inflación deteriora a la moneda y por ende a nadie se le ocurre guardar un peso en una alcancía. Pero que buena idea tienes de guardar en tu chanchito, juntar para un proyecto y cumplir así un sueño…, que es de la vida si no podemos soñar…
    Un beso
    C.
    PD: Quizás también puedas conocer estos lugares¡

  4. Laura que alegria que tengas un cochinito, esta super bello. La ilusión que representa para ti lo representa igualmente para mi.
    Me has contagiado y yo quiero tambien una alcancia, pero la mia no puede tener el taponcito porque me falta la disciplina y estoy segura que le saco antes de tiempo.
    Bueno te deseo toda la suerte en los ahorros yo creo que el truco sera que metas bastantes billetes y no monedas.
    TQMMMMMM

    Me encanta leer tus historias.

  5. Yo todavía tengo el cerdito de mi infancia, lleno de monedas que han perdido su valor ya, obviamente. Ahorraba pero nunca me decidí a romperlo, ahora se luce en mi biblioteca, muy orondo.

    Estoy segura que lograrás tu propósito de viajar, más todavía si tienes ese recordatorio en forma de chanchito en tu habitación. Mucha suerte!!

    Saludos y voy a recorrer un poquito más tu blog 🙂

  6. Mis padres nos enseñaron de muy pequeños a ahorrar por medio de una alcancía recuerdo que mi hermano tenía su puerquito y yo el mio, no eran tan bonitos y coloridos como el tuyo, así que no nos dolía tanto romperlo, ahora mi hijo de 3 añitos tiene su chochinito y le hace mucha ilusion echarle cuanta moneda cae en sus manos, dice que se comprara un juguete cuando lo llene.
    Por supuesto que si no llega con sus ahorros sus papis le pondrán lo faltante.
    Saludos

  7. Pingback: #peopleofnewyork | diariodeunatreintaneradesubicada

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s